Cuentos Enredados

Sin fecha de caducidad

El cuatro romano es un tramposo, lo descubrí hoy gracias a que te paraste sobre la silla y lo proclamaste al viento interrumpiendo mi explicación. ¡Si tocaban cuatro íes! ¿Qué se viene a hacer el complicado?, y además, ¿cómo sabe que después va a venir la V,  si él...

Inicio de temporada

La temporada no había empezado oficialmente, y era la época del año que más le gustaba. Los turistas aún no habían llegado con su prepotencia ganada a fuerza de trabajos mantenidos a disgusto, para vengar madrugadas, palabras ácidas escuchadas a diario, autobuses...

2137

Había retirado “Cae la noche tropical”. Alguien le había hablado de Puig y sus diálogos. Recién emergido de “La caverna” de Saramago, pensó que necesitaba algo sencillo de leer, algo que le ofreciera el tiempo necesario para madurar todas esas ideas, que un alfarero...

Sin retorno

Hubiera preferido desaparecer a tener que explicar su presencia allí. Pero era demasiado tarde. Si los pasos que escuchaba en el pasillo, iban directo a la puerta de entrada, tal como temía; apenas tenía tiempo de ovillarse debajo de un mueble, aunque el ruido lo...

Amenazas

Mi madre es de esas madres que amenaza, amenaza y amenaza con hacer cosas que uno sabe que nunca hará en realidad. Por ejemplo te dice: “La próxima vez que dejes el baño todo mojado, te lo voy a hacer secar con la lengua” o “Si se te ocurre volver a pronunciar esa...

Jauría

La jauría se disputa las piernas de la víctima, mientras el resto del cuerpo ha quedado en la cima a merced de las aves de rapiña. A dentelladas, van dejando al descubierto los huesos grisáceos. Los hocicos se hunden en la ciénaga roja para volver a emerger y...

Instrucciones para construir un atrapacuentos

Se toma una hoja blanca con renglones barrotes, y una puerta en el margen superior. La disposición de los barrotes resulta adecuada si no se quiere advertir de la maniobra al cuento en cuestión. Se desgranan unas letras a modo de migajas, desordenadamente. Es...

Literal

Había empezado por comerse las eses. Las recortaba cuidadosamente de la página que estaba leyendo, y de uno o dos bocados las tragaba casi con respeto. Es que sus maestros le habían dicho "Tragarse las eses es cosa seria", y por eso lo había convertido en una pequeña...

Otro verano en la oficina

Se acercan las vacaciones. Se huele en el aire el abandono del hasta aquí llegué. Los planes y mapas se entrecruzan en los diálogos matinales escuchados en el tren, y usted tiene que hacer un esfuerzo por no sacudirse la arena de los pies antes de entrar en la...

Enredada

La primera alarma sonó una mañana de lunes. María estaba bajo la ducha cuando pensó en ponerse aquellos zapatos azules que llevaba meses sin usar. ¿Dónde estarán? se preguntó. ¿Dónde estarán? repitió rítmicamente mientras se secaba minuciosa con una gran toalla....

Mi nombre es Patricia Collazo y soy la responsable de laletradepie.com, cuya finalidad es el envío de información sobre mis creaciones literarias, con la legitimación de tu consentimiento otorgado en el formulario. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o supresión de tus datos (ver la política de privacidad) Uso Mailchimp como plataforma de automatización de e-mail marketing, Al hacer click sobre el botón para suscribirte a esta lista, tus datos serán enviados a Mailchimp para el tratamiento de los mismos.

A %d blogueros les gusta esto: