Premiados

Madres – Primer Premio XIX Certamen Filando cuentos de mujer

Amalia Tu padre te trajo una tarde envuelto en una mantilla blanca tejida al crochet. Tenía una cinta azul celeste entrelazada en su diseño a lo largo de los bordes. Me había llamado para decirme que no me imaginaba la sorpresa que me iba a dar. Y no, no me la...

Biomas Manufacturing S.A.

El bosque avanzaba en la cadena de producción. El supervisor estimó que cuando instalaran los nidos en las ramas, removieran la hojarasca y pintaran musgo en las umbrías, se vería más real. Pero algo le hizo dudar.  Revisó el pedido. No se habían incluido...

Lo que no explican las guías de viaje

Preparadas las maletas, emprendo viaje desde la cocina hacia el cuarto con previsible escala en la habitación de los niños. Allí pernocto un par de minutos observando las estrellas luminosas del cielorraso. Luego me sumerjo en el mar de la bañera y emerjo cual diosa a...

El bosque de los suicidas

El bosque estaba ahí, esperando. Con sus sogas anudadas colgando de los árboles. Las había de todos los colores, enganchadas a mayor o menor altura, con diámetro talla adulto o niño. Para todo tipo de motivos: en forma de corazón para los despechados, redondas como...

Baipás

Esta es una familia española, aquí las mujeres no cortan ni pinchan. Fue lo primero que me dijo mi suegro cuando nos presentaron. En ese momento se ganó mi perpetua antipatía. Y yo, su eterno calificativo de marimandona. Dejé de pertenecer a su arcaica familia una...

Kilómetro 119

La mañana del día en que María desapareció, se obligó a hacer la cama como si por la noche planeara utilizarla. Cualquier pequeña modificación en su rutina podía llamar la atención de Carlos, y no se sentía con fuerzas de dar explicaciones. Carlos se despidió con un...

Supervivientes

Venía en el coche, como después se supo, una señora vizcaína que iba a Sevilla a visitar a su hermana. Venían también tres hermanas que regresaban a casa después de acudir al funeral de su tía abuela Berta. Dos comerciales de esos que hablan hasta por los codos. Un...

Todo está en los libros

Mamá decidió que este verano nos iremos de vacaciones al libro de geografía de mi hermano David. Él es mayor, y como ya terminó quinto, en su libro aparecen lugares con nombres raros y que quedan lejos, muy lejos. David dice que él quiere irse a la sabana africana,...

En sus zapatos

Como muchas otras veces, llegaron de madrugada portando una caja de zapatos. Me tocaba trabajar. Recurrían a mis servicios cuando un caso se les atascaba y era demasiado peligroso dejar pasar más tiempo. Dijeron que se trataba de un cruento asesino en serie con...

Delivery

Esto no es lo que hemos pedido, dijo ella cuando desenvolvió la sábana y vio la carita del bebé. El futuro padre espió sobre su hombro y coincidió. No estaban preparados para criar un niño como ese. Dudaron. Llevaban años esperando ese niño que sería la joya de sus...

Vagosto en mi callinga

Repurgió sin precursorias. Los cabriolos se cruzariaron en la calzadora. —¡¿Quenisque te crees tú?! —¡Yo seo el tapazia de pesta callinga! —¡Imparenosible! ¡El tapazia de pesta callinga seo yo! De custas paraboleas a las mandolias, un pasingo. Desde los balcanios la...

Mi nombre es Patricia Collazo y soy la responsable de laletradepie.com, cuya finalidad es el envío de información sobre mis creaciones literarias, con la legitimación de tu consentimiento otorgado en el formulario. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o supresión de tus datos (ver la política de privacidad) Uso Mailchimp como plataforma de automatización de e-mail marketing, Al hacer click sobre el botón para suscribirte a esta lista, tus datos serán enviados a Mailchimp para el tratamiento de los mismos.

A %d blogueros les gusta esto: