Siempre he pensado que hay que luchar por las cosas que quieres, y que cuanto más empeño les pones, más las disfrutas al conseguirlas.

Hoy, he tenido la suerte de comprobarlo cuando mi relato Perseidas consiguió colarse en la final anual de Relatos en Cadena, el concurso organizado por el programa La Ventana de Cadena Ser y la Escuela de Escritores.

No solo he tenido esa suerte si no que también he podido comprobar la cantidad de gente que me quiere, que me aprecia y me apoya y que se ha tomado el trabajo de votarme. 205 votos que son como 205 soles que no puedo más que agradecer a todos vosotros. A quienes me habéis ayudado con un ratito de vuestro tiempo, a quienes habéis compartido mi mensaje, y a quienes me habéis hecho llegar vuestro apoyo y aliento.

Estar por tercer vez consecutiva en la final de este codiciado concurso es un sueño y una hazaña para mí. Lo es, porque hay detrás mucho trabajo, muchos relatos que han quedado en el camino, y mucha tozudez, que es lo que me permitió llegar otra vez hasta aquí.

GRACIAS, muchas GRACIAS por tanto cariño y apoyo.

Si no habéis podido escucharlo, y queréis hacerlo, podéis hacerlo aquí (desde el minuto 34)

 

A %d blogueros les gusta esto: