Hoy tuve la alegría de que mi relato «Querido diario» resultara seleccionado entre los finalistas del concurso de Zenda Nuestros Héroes.

Un concurso en el que hubo que elegir entre muchos seres humanos que estos días se están comportando como auténticos héroes ganándole el pulso al COVID 19. Hubo que elegir, porque había que escribir una historia en la que apareciera uno de estos héroes, y hay muchos. Tenemos la suerte de que haya una multitud de ellos.

En mi historia hay una heroína «principal» pero hay más héroes que la acompañan. Tal como ocurre en la realidad. Vayan dedicados entonces, la historia y el reconocimiento a todos esos grandes humanos que día a día le plantan cara a la adversidad para protegernos a los demás.

A %d blogueros les gusta esto: