— ¿Me matarás?

—Juguémoslo a Piedra, Papel o Tijera —concedió el escritor.

Debí suponerlo, pensó el personaje cuando su propia piedra envuelta en papel lo aplastó.

 

A %d blogueros les gusta esto: