Oídos sordos

Irán a comprarse un vestido nuevo, unas alas de mariposa, un disfraz de princesa, un juego para armar collares y pulseras, maquillajes de colores, y pinturas para las uñas. Con eso sueña cuando está despierto, mientras se ata los cordones y mira con envidia la falda de su hermana. Cuando…

Carta a otros reyes

–  Niña, a los reyes, pídele un novio – me aconseja la abuela – que ya va siendo hora, ¿no? Yo tengo quince recién cumplidos y no soporto a casi ninguno de mis congéneres. A los chicos por burdos, zafios y vulgares. A las chicas por tiquismiquis, tontas y cabezas…

La magia de la navidad

El problema de que te toque ser Papá Noel en un país del hemisferio sur, es que aún no se ha inventado el terciopelo de verano, ni las pelucas con ventilación, ni las botas que no te achicharren los pies cuando hay cuarenta grados a la sombra. Te cuestionas entonces…

Inocentes

Teníamos un reno que bailaba cuando le apretabas la mano, y un muñeco de nieve cuyas piernas se estiraban  y le permitían husmear con su nariz de zanahoria lo que estaba pasando en el belén que colocábamos justo a su lado. Teníamos guirnaldas de luces que todos los años fallaban…

Noche de reyes

Estudiado hasta el cansancio, el plan no podía fracasar. Esta vez, al menos tendrían que dejarnos carbón. O darnos una explicación. Organizamos turnos de guardia entre Laura, los mellizos y yo. Me tocó el segundo. Recibí el testigo sin novedad. Los zapatos seguían vacíos. A las seis desperté a los…

Fin de fiesta

Mi madre había dicho que por respeto no iríamos a la feria. Yo no lo entendía. Pero tampoco tenía mucho ánimo. Además, llevaba días enferma. Las fiestas estaban ligadas al abuelo desde que  de pequeña se montaba conmigo en el tiovivo y no se cansaba de dar vueltas sosteniendo mi…

Estreno – Finalista en el VI Concurso de relatos breves sobre la prevención del Sida

– ¿Qué tal hoy en el instituto? Jorge se ruboriza y entra al baño. Le avergüenza contarle a su madre que han tenido una clase de educación sexual. Cuando sale, ella está leyendo el folleto que le han dado. – Veo que habéis tenido una charla interesante, ¿no? – Todo…

Por fin un por qué

Corre porque sabe que corriendo, las lágrimas se secan antes. Corre para acortar la distancia entre el aula y su habitación de adolescente. Para huir de risas crueles, de espejos a los que no quiere asomarse. Más tarde, corre para llegar a tiempo a un trabajo que no le gusta,…

Casi infiel

Seguimos en todos los lugares de los que nos hemos ido, al menos por unos minutos. Nadie lo nota, decía él. Pero te aseguro que es así. Por eso, cuando yo llegaba a su casa, inmediatamente después de que su mujer saliera, me recibía como si fuera una vendedora de…

Día de muertos

Cuando estabas vivo, al menos, tenías la decencia de disimular. Si te preguntaba por la tal Merceditas que te mandaba postales con corazones por tu santo, o por aquella Anabela que de vez en cuando llamaba por teléfono preguntando por “su gordito”, siempre encontrabas un parentesco que te vinculaba a…

A %d blogueros les gusta esto: