Domínico por la tardidad

Todo repurgió sin precursorias. Nada hacía superiscar que la tragipedia pudisiera estarse tan acercada. Domínico por la tardidad, las caricondias de semprere de regresereo a la citadina. Los tapergüeres con las comendidas de las mamamas descansonan en los partoepiquejos, los jovenicios dorminan la simia en sus asenticos, aunque se han…

Limbo

Hace rato que las ambulancias han llegado y sus luces giratorias iluminan la noche como pequeños faros buscando atraer a los navegantes perdidos. No es mi caso. Yo estoy junto al guardarraíl, cerca del sitio en que todos se mueven apresurados, no soy un navegante perdido. Del otro lado de…

Mi paso por la final anual de REC 2018/9

Mi paso por la final anual de REC 2018/9

Más historia: mi tercera final anual de REC

Poco antes de aquella primera final anual de hace dos años, hice un poco de historia. Y ahora toca retomarla, porque la ocasión lo merece. Envié mi primer relato a este concurso durante su séptima edición, el 5 de marzo de 2014, y ese primer relato quedó finalista semanal. No…

Rigor mortis en «A voz en cuento»

En estos días he tenido el honor de que José Jesús Rueda acogiera en su casa de «A voz en cuento – Literatura con los ojos cerrados» mi relato Rigor mortis. Un relato que me ha dado muchas alegrías, a las que ahora se suma una más. La de escucharlo…

Paraíso

Las mañanas, si no llueve sobre la isla, son angustiantes. Vigilo con temor el cielo. Si una avioneta nos sobrevolara, podría localizarnos. Ella, en cambio, lo mira esperanzada.  A diario le ayudo a reescribir la palabra SOS con hojas de palmera sobre la arena, pero en cuanto se distrae, me…

Bruma, reina de los mares

No creo que pueda pedirse algo mejor, murmuró el pirata atisbando el horizonte. Un majestuoso galeón se había puesto inocentemente a tiro de cañón. Su experiencia le indicaba, que dada la ruta que seguía, y la época del año, había una alta probabilidad de que estuviera cargado de exquisitas especias…

Danza húngara número cinco

Durante los bombardeos Don Pedro tocaba el acordeón. Tiempo después supe que la melodía alegre y cautivadora que ejecutaba era la Danza húngara número cinco de Brahms. Don Pedro era vecino del barrio aunque nadie sabía muy bien dónde vivía. Aparecía cuando las sirenas alertaban del peligro y corríamos a…

Federico

Por qué demonios sus dueños los han abandonado en ese inhóspito lugar, se preguntarían si fueran capaces de hablar. Pero no lo son. Los han dejado amordazados. Atados de pies y manos y con vendas sobre los ojos.  Y no hay mordaza más irrefutable que la muerte. En una fosa…

Primer premio en el Concurso de Microtextos Ingenio Minimalista

Ayer he tenido el gusto de regresar a Rivas Vaciamadrid, lugar donde el grupo de escritores Escritores en Rivas, me ha dado la alegría de galardonar mi microtexto «Elección obvia» (pincha aquí para leerlo) con el primer premio en su Concurso de microtextos Ingenio Minimalista. El reto consistía en escribir…

A %d blogueros les gusta esto: