Alfonsina por Neruda

Más que cojo, a mi pirata le faltan ambas piernas. Sé que es él aún antes de ver la rosa asomando desde su libro de Neruda. Una cursi clave que hemos acordado para reconocernos. Dejo mi Alfonsina Storni  en equilibrio sobre un contenedor de papel. Bastaría un suave impulso para hacerlo desaparecer con mi rosa y con el hombre repeinado que espera.

@PirataCojo no es un nombre tan inadecuado, pienso desde mi resbaladiza lógica de @SirenaVarada.

Él se gira en una maniobra de ruedas y repara en mi cola inmóvil. Sonríe. Intercambiamos libros. Me gustaría saber cantar.

Tus comentarios ayudarán a muchas palabras a ponerse de pie

A %d blogueros les gusta esto: