Abstracción peligrosa – Accésit XIII CONCURSO DE MICRORRELATOS “VASCO DÍAZ TANCO”

La casa ha comenzado a llenarse de hormigas. Silenciosas, tapizan paredes, invaden el mobiliario, taponan cañerías y campan a sus anchas sobre todo foco comestible.

Después, circunvalan la figura silente sobre el sofá. Escalan desde los pies descalzos apoyados sobre la mesa baja, piernas arriba, sexo, vientre, pecho. Algunas ocupan la nuca, las orejas,  la nariz. Pero una solitaria, baja por el brazo hasta alcanzar la pantalla iluminada y plantarse justo debajo del índice derecho.

El dueño del dedo aplasta incrédulo el insecto, y sin alzar la cabeza lo hace volar y caer amortiguado por la marabunta. Con un gesto de fastidio, sigue deslizando el índice pantalla arriba.

Tus comentarios ayudarán a muchas palabras a ponerse de pie

A %d blogueros les gusta esto: